¿Qué es el Pocketing?

¿Qué es el Pocketing?

¿Alguna vez has sentido que tu pareja te mantiene oculto ante su círculo social?

 

De ser así quizás seas víctima del pocketing . Esté término hace referencia a cuando tu pareja te esconde ante los demás. Hay muchos motivos que pueden llevar a las personas a mantener oculta su relación, sobre todo a los inicios de relación, toman precauciones por rupturas previas o porque el entorno con en el que habitualmente convive estima que puede ser incompatible con su nueva pareja.

En casos más graves, también puede ser porque uno de los componentes de la pareja está manteniendo una relación paralela.

Quienes practican pocketing van más allá de evitar ese momento temido de conocer a los padres de su pareja. “El pocketing es una situación en la que una persona con la que estás saliendo evita o duda en presentarte a sus amigos, familiares u otras personas que conocen, ya sea en persona o en las redes sociales, a pesar de que has estado saliendo por un tiempo. Tu relación parece inexistente a la vista del público“.

En resumen, a nivel público, vuestra relación no existe, está oculta y solo es visible cuando estáis solos.

¿Qué hay detrás del pocketing? ¿Por qué pasa el pocketing?

 

Son muchos los factores a tener en cuenta sobre el pocketing, ya que no existe una razón exacta por la que las personas lo practican. No obstante, algunas de ellas pueden ser:

 

  • Haber salido hace poco de una relación y pensar que es demasiado rápido para incluirte en el círculo social.

 

  • Probablemente la causa sea el miedo a que no funcione y que después la ruptura sea más dolorosa.

 

  • Tener una relación paralela con otra persona.

 

  • Temor al compromiso. En este caso, la persona con la que está saliendo teme a que la relación se convierta en más seria de lo que quisiera o para lo cuál no esté preparado.

 

  • También puede ser que le guste llevar una relación a escondidas. Tener la sensación del riesgo a ser descubierto le hace sentirse bien.

 

  • Quizás tengan algo que ver las razones culturales o religiosas.

 

  • O puede ser que se encuentre en un momento de su vida en el que no se sienta preparada para contar al mundo que tiene pareja.

 

 

Señales para identificar el pocketing

 

Es importante que tengamos en cuenta que en los primeros estadios de la relación, muchas personas todavía no se sientan cómodas con presentar a su pareja en su círculo íntimo. Lo primero es que habrá que distinguir si son los primeros estadios de una relación o si es algo que lleva tiempo ocurriendo, puesto que cada persona tiene diferentes ritmos a la hora de comprometerse o de sentirse cómoda a la hora de hacer una relación pública.

En este escenario es de esperarse que quieran conocer bien a la otra persona, ver si es alguien con quien comparte suficientes cosas en común como para tener una relación seria, e incluso que no quieran adentrar a la persona a su círculo cercano hasta saber si es alguien con quién estarán a largo plazo.

En cualquier caso, si ya tienes varios meses o incluso años saliendo con la persona, y aún no conoces a un solo amigo o familiar, es probable que te estén haciendo pocketing.

 

Algunas señales que podrían ayudarte a detectar este tipo de situación son las siguientes:

 

  • Tu pareja nunca hacen planes contigo y con otras personas. Nunca hace planes con otras personas. No solo no los hace, también huye de los planes que organizas tú con otra gente y evita hasta hablar de ellos.

 

  • Pone excusas por las que no puedes conocer a sus amigos y familiares. Cuando se presentan situaciones para conocer a algún familiar o amigo (por ejemplo, un cumpleaños o cena familiar) tu pareja siempre tiene una excusa o una explicación de por qué aún no es un buen momento para que vayas.

 

  • Soléis quedar en lugares apartados, discretos o íntimos. Solo quedáis en tu casa o en la suya. Nada de planes en el restaurante tan cute de su barrio, ni pasear por el parque de la mano ni derivados. Las citas siempre son en casa, donde no hay posibilidades de encontrarte con alguien.

 

  • No habla mucho de las personas de su círculo social.

 

  • No apareces en sus redes sociales. Publica lo que come en un restaurante, su selfie de gimnasio diario y veinte stories cuando sale de fiesta, pero tu pareja no tiene ni rastro de ti en sus perfiles de redes sociales. De hecho, tu pareja no comparte tus stories, elimina las publicaciones etiquetadas y no puedes hacer publicaciones compartidas con él o ella.

 

  • Si te encuentras con alguien que conoce, no suele presentarte e incluso te aparta a un lado. “Es una amiga”. Cuando por casualidades del destino os cruzáis con alguien de su entorno eres una amiga o simplemente te presentan con tu nombre de pila. “Esta es Anabel”, sin más.

 

  • Sus amigos y familiares nunca han oído hablar de ti.

 

Por lo tanto, para reconocerlo debemos de tener en cuenta la historia de cada pareja. Si lleváis tiempo saliendo y compartiendo mucho tiempo juntos, pero aún no le ha hablado a nadie de ti, ni te los ha presentado quizás es momento de plantearse qué es lo que lo está generando.

 

¿Qué hacer si soy víctima del pocketing?

 

Si en algún momento has podido observar estas señales, quizás sea el momento para exponerle tus dudas sobre ello, hablar sobre la relación que tenéis y conocer si los dos vais en la misma dirección.

En este sentido, intenta propiciar un diálogo entre los dos, donde tu pareja se sienta cómoda y de paso a una conversación honesta y sincera. Déjale claro que sientes curiosidad por qué no te ha presentado a sus personas más allegadas y consúltale si esto va a pasar tarde o temprano. Si se pone a la defensiva, asúmelo como una señal para considerar la separación.

No hay comentarios

Publica Un Comentario

8 + diecisiete =