Transtorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

¿Qué es el Transtorno Obsesivo Compulsivo (TOC)?

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad que se caracteriza por un patrón de pensamientos y miedos irracionales llamados, obsesiones que te hacer tener comportamientos repetitivos, denominados compulsiones. Estas obsesiones y compulsiones interfieren en las actividades diarias y causan mucha angustia a la persona que lo padece.

En el intento de ignorar o detener las obsesiones y no conseguirlo causa angustia al individuo, que siente la necesidad de realizar actos compulsivos para intentar aliviar el estrés que le ocasionan esos pensamientos. El TOC suele centrarse en determinados temas, por ejemplo, un miedo a contaminarse con gérmenes.

Si tienes TOC, tal vez vergüenza por la enfermedad, pero el tratamiento puede ser eficaz.

¿Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)?
¿Cómo identificar un Transtorno Obsesivo Compulsivo (TOC)?

¿Cómo identificar un Transtorno Obsesivo Compulsivo (TOC)?

El trastorno obsesivo-compulsivo en general incluye obsesiones y compulsiones. Las obsesiones del TOC son pensamientos, impulsos o imágenes repetidos, persistentes e indeseados, que son invasivos y provocan angustia o ansiedad. Los signos y síntomas de la obsesión incluyen lo siguiente:

  • Temor a contaminarse
  • Dudas sobre si se puso llave a la puerta o si se apagó la estufa
  • Imágenes indeseadas e incómodas en las que te lastimas o que lastimas a otros
  • Pensamientos sobre gritar obscenidades o actuar de manera inadecuada, los cuales son indeseados y te incomodan

Las compulsiones del TOC son comportamientos repetitivos que te sientes obligado a cumplir. Estos comportamientos repetitivos o actos mentales tienen como fin prevenir o reducir la ansiedad relacionada con tus obsesiones o evitar que suceda algo malo. Los signos y síntomas de la compulsión incluyen lo siguiente:

  • Lavarse las manos hasta que la piel queda en carne viva
  • Verificar varias veces que las puertas están con llave
  • Repetir en voz baja una plegaria, una palabra o una frase
  • Ordenar las latas de modo que estén orientadas hacia el mismo lado
¿Llevas mucho tiempo sufriendo de obsesiones y/o compulsiones? ¿Quieres ponerle solución? Pide tu cita

¿Cómo se trata el Transtorno Obsesivo Compulsivo (TOC)?

El tratamiento para el trastorno obsesivo compulsivo puede no resultar en una cura total de dicho trastorno, pero puede ayudar a controlar los síntomas para que no controlen tu vida diaria. Algunas personas necesitan tratamiento durante toda la vida. Los dos tratamientos principales para el TOC son la psicoterapia y los medicamentos. A menudo, el tratamiento es más efectivo si se combinan ambas cosas.

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es un tipo de psicoterapia efectiva para muchas personas con trastorno obsesivo compulsivo. La exposición con prevención de la respuesta (EPR), un tipo de terapia cognitivo conductual (TCC), implica tu exposición gradual a objetos temidos u obsesiones, como la suciedad y enseñarte maneras saludables para hacer frente a tu ansiedad. La EPR implica esfuerzo y práctica,pero podrás disfrutar de una mejor calidad de vida una vez que aprendas a controlar tus obsesiones y compulsiones. La terapia puede desarrollarse en sesiones individuales, familiares o grupales.

He aquí una relación de otras técnicas utilizadas en psicoterapia para abordar este trastorno:

  • Información al paciente sobre la naturaliza de la ansiedad y el ánimo en general del TOC en particular: mecanismos básicos, problemas asociados al cierre de las acciones, relaciones entre pensamientos, emoción y acción.
  • Identificación y neutralización de las conductas contraproducentes utilizadas por el paciente para regular su problema, pero que, en realidad, contribuyen, no a la solución, sino al mantenimiento del problema.
  • Técnicas cognitivas: reestructuración de creencias distorsionadas, análisis de las consecuencias catastróficcas temidas por el paciente, control de pensamientos automáticos, resolución de procesos de duda paralizantes, análisis de los sentimientos de culpa.
  • Materiales de autoayuda y tareas para casa, como complemento de la terapia.

Se ha de tener en cuenta, que estos trastornos pueden venir asociados a otros problemas, que requieren también un abordaje, en el contexto de un tratamiento integrado y convenientemente articulado. El tratamiento, en rigor, no lo es del TOC, sino de la persona que lo padece, en relación, naturalmente con la demanda que efectúa.

Los tratamientos suelen desarrollarse individualmente. La duración de los tratamientos oscila normalmente entre seis meses y un año, si bien en algunos casos pueden ser más largos.

Más información

Acepto el uso de mis datos personales de acuerdo con la Política de Privacidad y Protección de Datos