Trastorno de la conducta alimentaria

¿Qué son los trastornos de la conducta alimentaria?

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria son trastornos mentales que se caracterizan por un comportamiento anormal frente a la ingesta de alimentos, una obsesión por el control de peso y distorsión de la imagen corporal. Los más conocidos son la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón.

En general, las personas que padecen este tipo de problemas tienen poca conciencia o ninguna sobre su enfermedad, por ello es de vital importancia que sepamos identificar los primeros síntomas puesto que antes se detecte más fácil será la intervención y la recuperación.

¿Qué son los trastornos de la conducta alimentaria?
¿Cómo se trata un trastorno de la conducta alimentaria?

¿Cómo se trata un trastorno de la conducta alimentaria?

El objetivo del tratamiento de los TCA exige que se lleve a cabo desde un equipo multidisciplinar, formado por diferentes especialistas: médicos, psicólogos, nutricionistas, etc. para poder proporcionar a la persona un tratamiento integral que aborde todas las causas y consecuencias de la enfermedad.

Los objetivos del tratamiento serían son los siguientes:

Restaura y/o normalizar el peso. Es decir, conseguir una alimentación saludable.

Tratar las complicaciones físicas derivadas de una alimentación inapropiada.

Mejorar el malestar psicológico del TCA. Esto implica trabajar en un espacio terapéutico y acompañado de profesionales de la salud mental, sentimientos, emociones, experiencias y comportamientos que perjudican la calidad de vida de la persona.

Favorecer el apoyo familiar y proporcionar asesoramiento y terapia a la familia.

¿Sientes que tu alimentación influye de forma negativa en tu vida?

¿Qué tipo de trastornos de la conducta alimentaria existen?

Los Trastornos de la Conducta Alimentaría (TCA) están caracterizados por una alimentación alterada y la aparición de conductas que tienen como objetivo controlar el peso. Los más comunes son la bulimia, la anorexia nerviosa, el trastorno por atracón y la obesidad.

Los TCA no afectan solamente a la manera de comer, que puede llevar a la restricción alimentaria o a los atracones, sino también a cambios abruptos en el estado de ánimo.

El miedo intenso a ganar de peso y la autoestima condicionada por el mismo, generan gran malestar en quien lo sufre.

  • Anorexia Nerviosa: es un trastorno de la alimentación que se caracteriza por el peso corporal anormalmente bajo, el temor intenso a aumentar de peso y la percepción distorsionada del peso. Para las personas con anorexia, es muy importante controlar su peso y su figura corporal, y hacen todo tipo de sacrificios que suelen interferir en su vida de forma significativa.
  • La Bulimia: La bulimia nerviosa es un trastorno alimenticio caracterizado por ingestas excesivas de alimentos en un periodo corto de tiempo, seguido de sentimientos de arrepentimiento y culpabilidad, y acompañado por métodos compensatorios para evitar el aumento de peso (vómitos, deporte extremo, laxantes).
  • La obesidad: La Obesidad es una enfermedad crónica definida como el exceso de grasa corporal de una persona, derivado del desequilibrio entre la ingesta y el gasto energético. Se considera obesidad cuando el Índice de Masa Corporal (IMC) es superior a 30.
  • El trastorno por atracón: El trastorno por atracón es un trastorno alimenticio caracterizado por deseos irrefrenables de ingerir alimentos de manera descontrolada para aliviar la ansiedad. A diferencia de la bulimia nerviosa, no es habitual realizar conductas compensatorias tras el atracón.

Más información

Acepto el uso de mis datos personales de acuerdo con la Política de Privacidad y Protección de Datos

CONTRATA MI TRATAMIENTO ONLINE PARA TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMIENTARIA

La angustia, el miedo, la culpa y la desesperación son frecuentes y tienen un impacto debilitante en la vida de la persona. Los TCA aparecen sigilosamente, poco a poco, cuando quieres ver, ya estás atrapada. Con este tratamiento te ayudaré a encontrar la salida, para que vuelvas a tener el control sobre ti misma.