Un mundo diverso: Sexo, género, identidad de género y orientación sexual

Un mundo diverso: Sexo, género, identidad de género y orientación sexual

Un mundo diverso: Sexo, género, identidad de género y orientación sexual

 

La Diversidad existe desde siempre, desde mucho antes que el primer recuerdo que tienes de tu infancia. Y es que la Diversidad no sólo es aplicable a la hora de hablar de personas, sino que está presente en todos los ámbitos de nuestra vida.   

 

Piensa en una película o una serie. ¿Ya? ¡Genial! Esa película o esa serie en la que has pensado no es la única, sino que es una entre una gran diversidad de ellas. ¡Y así ocurre con todo! Por lo tanto, es absurdo negar la Diversidad y dar por bueno un solo modelo de algo, porque la vida y todo lo que nos rodea es diverso y, el ser diferente no es sinónimo de ser peor o que tenga menos capacidades, todo lo contrario, es algo natural que forma parte de la vida, del todo. 

 

En este primer artículo, vamos a hablar de las personas y la Diversidad, con el objetivo de que conozcas la realidad de nuestra sociedad y puedas darle nombre a tu ser y al de las personas que te rodean. Puede que no te parezca importante, pero para vivir en igualdad y que todas las personas se sientan incluidas es necesario que conozcas la realidad de estas. 

 

Lo primero que debemos tener claro es que el sexo, el género, la identidad de género y la orientación de una persona son cuatro conceptos diferentes, aunque están relacionados.  

 

SEXO

 

Cuando hablamos del sexo de una persona nos estamos refiriendo a su condición biológica y genética, es decir, esta condición está determinada por la biología y atiende a los órganos sexuales internos y externos, así como a los cromosomas y hormonas. Actualmente, la biología reconoce tres tipos de sexos: el masculino (hombre), el femenino (mujer) y el combinado, este último se refiere a la intersexualidad, aunque no atiende a la realidad. Podríamos concretar el término hablando de sexo biológico o sexo designado al nacer. 

GÉNERO

 

El género y la sociedad van de la mano, ya que es esta última la que lo impone atendiendo a los diferentes roles y responsabilidades establecidos en contextos sociales, culturales, económicos y políticos específicos. Para esclarecer el concepto veamos un ejemplo: una persona afirma lo siguiente: “Una mujer no tiene la misma fuerza que un hombre, ellas son más débiles y pueden dañarse con facilidad”. Claramente se ha basado en las características asociadas a esa persona que aparentemente es una mujer (atendiendo a sus características biológicas), añadiéndole el factor cultural en el que existe la creencia de que la mujer es más débil que el hombre. 

 

Independientemente de los modelos sociales más extendidos, como son el género masculino y femenino, extendiéndose la creencia de que son los dos únicos géneros posibles: binarismo de género, han surgido muchos más a lo largo de los años. Todos los géneros son igual de válidos y ninguno merece ningún tipo de discriminación ya que todas las personas tienen los mismos derechos independientemente de su sexo, género y orientación sexual.   

 

IDENTIDAD DE GÉNERO

 

La identidad tiene una definición muy clara: Sentimiento de pertenencia. En la identidad de género el único factor que importa eres TÚ, ya que atiende a tus sentimientos y emociones, y expresa cómo te sientes y quién eres. Perfectamente, tu sexo puede ser masculino, pero puedes identificarte con el género femenino o con un género que tú hayas determinado, ya que pueden existir infinitos géneros, ¡perfectamente cada persona de nuestro planeta podría identificarse con un género diferente!

 

ORIENTACIÓN SEXUAL

 

Por último, debemos saber qué es la orientación sexual. En este concepto tienen un papel fundamental el deseo sexual y las emociones, ya que serán los factores que determinen tu orientación. Eres libre de tener la orientación que sea independientemente de tu sexo y tu género, lo importante eres tú y lo que te haga feliz, y en este caso se atiende más al deseo que te produce una persona. 

 

Probablemente, si todas las personas tuviésemos claro estos conceptos y practicáramos más la tolerancia y el respeto, nuestra sociedad sería una sociedad plena en la que todas las personas se sentirían integradas evitando así muchas situaciones que, por desgracia, tienen que vivir las personas que no están dentro de los “modelos aceptados” por la sociedad actual. 

 

 ¿Qué tal? ¿Conocías estos conceptos? En el próximo artículo, veremos algunos de los géneros y orientaciones con los que se identifican las personas, pero como ya sabes ¡TÚ puedes identificarte con cualquier género, no tienes por qué identificarte con un género conocido que ya exista, sino que puedes expresar libremente tu realidad y tu ser! 

4 Comentarios
  • Jose raya Rubio
    Publicado el 22:11h, 17 febrero Responder

    Muy bien escrito ,comentado , se nota va que hay mucha sensibilidad y conocimiento

    • María Inmaculada Díaz Escobero
      Publicado el 11:00h, 23 febrero Responder

      Muchas gracias, nos alegramos de que le haya gustado.

  • Merce
    Publicado el 00:34h, 18 febrero Responder

    Enhorabuena muy bueno!

    • María Inmaculada Díaz Escobero
      Publicado el 10:59h, 23 febrero Responder

      Muchas gracias

Publica Un Comentario

13 − cinco =