¿SUFRES ADICCIÓN AL TRABAJO?: 7 SEÑALES PARA DESCUBRIRLO

¿SUFRES ADICCIÓN AL TRABAJO?: 7 SEÑALES PARA DESCUBRIRLO

¿Qué es un workaholic?

 

Los workaholics o adictos al trabajo sufren de una necesidad incontrolable de trabajar sin cesar.

A pesar de que la adicción al trabajo es una patología que no está reconocida dentro del Manual diagnóstico de los trastornos mentales, la realidad es que cada vez existen más casos en los que la adicción al trabajo causa sus efectos negativos en las personas.

La persona adicta al trabajo desarrolla una dependencia alrededor de la profesión o el puesto de trabajo. Tanto es así que la persona empieza descuidar su vida personal, familiar etc.

Las personas que sufren este tipo de problemática tienen muchas más probabilidades de sufrir problemas mentales como son la depresión, el trastorno obsesivo compulsivo, la ansiedad y estrés.

 

Señales para detectar a un workaholic

 

En la mayoría de los casos  la persona que sufre de esta esta problemática no suele percibir que tiene un problema. Por ello, si los familiares son conscientes de que uno de los miembros de la familia lo está sufriendo, lo mejor es consultar con un  profesional si cumple muchos de los siguientes síntomas.

 

  1. Pensamientos intrusivos

Una de las primeras señales que indican que puedes ser un workaholic son los pensamientos obsesivos alrededor del trabajo. Esto implica estar pensando en las tareas que tienes del trabajo en tu tiempo libre o cuando estás con tus amigos o familiares. Cuando estos pensamientos sobre el trabajo te impiden descansar es que puedes estar desarrollando adicción al trabajo.

 

  1. Dedicar más tiempo al trabajo

 

Todos hemos hecho alguna hora extra alguna que otra vez, pero cuando esto se repite en demasiadas ocasiones y se convierte en una rutina, esto puede ser una clara señal de alerta.

 

  1. Usar el trabajo como fuente para tu autoestima

 

Cuando usas el trabajo como una fuente para tener más autoestima, esto puede indicar un problema de adicción al trabajo. Muchas personas tienen esta falsa creencia de que su autoestima depende en parte del éxito o del trabajo que tengan.

 

  1. Refugiarnos en el trabajo

 

Cuando una persona utiliza su trabajo como refugio para no enfrentar otros problemas de tipo personal u otras patologías que puede estar sufriendo, es un claro caso de adicción al trabajo.

 

  1. Problemas de salud debidos al estrés

 

Las personas que sufren demasiado estrés suelen acabar sufriendo diferentes problemas vinculados con su salud física debido a esta patología mental. Tales como insomnio, bajada de defensas, dermatitis etc.

 

 

¿Cómo dejar de ser un adicto al trabajo?

 

  • Establece una rutina horario

 

El primer paso es tener una rutina normal de trabajo entorno a las ocho horas diarias. Para ello, es vital establecer un horario asumible y cumplirlo a rajatabla.

 

  • Programa compromisos después de tu jornada laboral

 

Para deshacerte de este hábito alrededor de una adicción al trabajo, puede ser una buena idea establecer compromisos sociales para dejar de lado tu jornada laboral. Queda junto a las personas más cercanas a ti para disfrutar y relajarte.

 

  • Dedícate más tiempo a ti

 

Uno de los problemas que suelen afrontar estas personas es precisamente que no se dedican tiempo a ellas. Por este motivo, intentan afrontar y olvidar sus problemas personales a través del trabajo.  No vives para trabajar, tu vida va mucho más allá de tu profesión.

 

  • Ponte objetivos realistas

 

Dentro de la jornada laboral nos tenemos que poner unos objetivos para alcanzar durante las misma, dichos objetivos tienen que ser alcanzables, en muchas ocasiones nos planteamos más de los que podemos desarrollar dentro de esa jornada, de ahí que nazcan las horas extra etc. Si te esta ocurriendo esto es conveniente que lo revises.

No hay comentarios

Publica Un Comentario

3 × 5 =