Trastornos Alimentarios Poco Comunes

Trastornos Alimentarios Poco Comunes

Por su creciente incidencia y sus mortales consecuencias, los trastornos alimenticios se han convertido en un grave problema de salud pública.

 

Los trastornos de la conducta alimentaria son cada vez mayores y más diversos. A los trastornos más comunes como la obesidad, la anorexia nerviosa y la bulimia ahora hay que sumar otros, que de acuerdo al ritmo de vida actual y los cánones de belleza impuestos, por desgracia cada vez son más frecuentes.

 

Síndrome del comedor selectivo

 

Se trata de un trastorno por el cual la persona rechaza a la mayoría de nutrientes limitando su dieta entre cinco a diez alimentos. Y rechazando a cualquier alimento nuevo que se introduzca. Generalmente el rechazo se da por el simple rechazo de determinadas texturas, formas, colores, tamaño. Suelen aparecer con mayor frecuencia en la niñez muchas veces como consecuencia de carencias afectivas, traumas o problemas psicológicos.

 

Ortorexia

 

La ortorexia es un trastorno de la conducta alimentaria que consiste en la obsesión por la comida sana. Las personas que sufren esta patología se sienten obligadas a seguir una dieta restrictiva que, según los casos, puede excluir ciertos alimentos, lo que puede acarrear carencias nutricionales y alterar la salud mental.

 

Vigorexia

 

Es la obsesión por ejercicios que aumentan la masa muscular, con ayuda de dietas restrictivas y con suplementos proteicos y anabolizantes. Este desorden es más frecuente en el hombre que en la mujer, y hace que quienes lo padecen perciban sus características físicas de manera distorsionada.

 

Anorexia Deportiva

 

Aquellas personas que hacen mucho más ejercicio físico del que sería recomendable para mantener una buena salud, y que intentan eliminar todas las calorías posibles ejercitándose incansablemente en un gimnasio.

 

Potomanía

 

Beber gran cantidad de líquido de forma compulsiva que aporta sensación de placer. Superar los 4 litros diarios puede llevar a una hiperhidrosis grave en especial si se hace en un corto periodo. A veces se asocia a la anorexia ya que al beber agua se tiene sensación de saciedad.

 

Síndrome de Pica

 

La pica es un trastorno de la alimentación en el que una persona ingiere cosas que no se consideran alimentos. Según el tipo de sustancia que se ingiera se le da nombre al trastorno, los más estudiados son Geofagia (consumo de tierra) y Tricofagia (comer pelo).

 

Diabulimia

 

Es una peligrosa patología en la que se mezclan la Diabetes Mellitus tipo 1 y los trastornos alimenticios. Se presenta en mujeres que sufren este tipo de diabetes, quienes con tal de adelgazar, suprimen o se saltan las dosis de insulina inyectadas que necesitan para llevar una vida normal, tomando apenas lo necesario para sobrevivir, poniendo en grave riesgo su salud.

 

Ebriorexia / Drunkorexia

 

Mezcla la anorexia y el abuso de alcohol, y que consiste en remplazar las calorías de la comida por las que aportan las bebidas, se presenta en jóvenes, que deciden no ingerir alimentos para poder beber alcohol creyendo que así no aumentarán de peso.

 

Sadorexia 

 

Procede de la anorexia, bulimia y ortorexia combinado con un maltrato corporal y empleo de métodos de adelgazamiento extremos. Se emplea para llegar a una delgadez extrema con consecuencias catastróficas. Su perfil es el de personas con baja autoestima, deprimidas, que buscan la perfección y desean alcanzar lo imposible, lo que les puede llevar a la muerte.

 

Permarexia

 

La persona que lo padece piensa que todo lo que come engorda y eso le lleva a probar diferentes dietas, muchas de ellas poco saludables, las llamadas “dietas milagro”.

Hay expertos que consideran que es el paso previo a la anorexia o a la bulimia. A diferencia de la ortorexia (obsesión por la comida sana), estas personas se obsesionan por el contenido calórico sin importarles las características nutricionales de los alimentos. Si se han hecho más de tres dietas al año para bajar de peso la situación es preocupante.

Contar calorías constantemente, fluctúan de peso constantemente o mirar las etiquetas nutricionales de forma obsesiva son algunos de los síntomas.

 

Bulimarexia

 

Es un proceso que alterna situaciones de hiperactividad y negaciones a comer, típicas de la anorexia con atracones y purgas clásicas de la bulimia. Las mujeres jóvenes suelen ser las más afectadas. Sequedad en la piel, trastornos hormonales y cardiopatías son los problemas que aparecen en los primeros estadios de esta conducta.

 

Síndrome del comedor nocturno

 

Se caracteriza por la ingesta por la noche de más del 25% del total de calorías que hay que tomar a diario, falta de sueño y anorexia matutina, poca o nula ingesta de alimentos en el desayuno.

A la anorexia matutina le acompaña el comer en exceso en la tarde-noche con ingesta de más del 50% del total calórico después de la cena. Además provoca despertarse varias veces, ansiedad y tensión a la hora de ir a dormir.

Se da en personas con baja autoestima y depresión y se puede considerar también un trastorno del sueño, además de ir unido al síndrome de piernas inquietas, apnea, sonambulismo y sobrepeso.

 

Síndrome del  Gourmand

 

Viven obsesionados con la preparación de la comida, desde la compra y preparación hasta la presentación e ingestión de exquisitos platos, a tal punto que pierden el interés en sus relaciones familiares, sociales y laborales.

 

Pregorexia

 

Aparece en las mujeres embarazadas a las que les horroriza engordar y hacen dietas. A veces, inducen el vómito. Es muy peligroso para la madre y para su hijo.

 

El culto excesivo a la perfección de la salud corporal, ocasiona que se modifiquen de manera extrema y poco saludable nuestros hábitos alimentarios. Estos trastornos alimenticios, pueden provocar secuelas graves e irreversibles o incluso pueden conducir a la muerte a quienes los padecen, lo más importante es actuar desde la prevención en el momento que los detecten deben acudir al profesional competente.

2 Comentarios
  • Santiago
    Publicado el 14:01h, 12 agosto Responder

    Muy interesante,no sabía cuántos síndromes y trastornos se pueden padecer . estaré atento a los síntomas para no caer Gracias

    • María Inmaculada Díaz Escobero
      Publicado el 14:08h, 12 agosto Responder

      Me alegra que le haya servido de utilidad, gracias por leerlo.

Publica Un Comentario

cuatro × 3 =