TRASTORNOS PSICOLÓGICOS COMUNES EN LA ADOLESCENCIA

TRASTORNOS PSICOLÓGICOS COMUNES EN LA ADOLESCENCIA

TRASTORNOS PSICOLÓGICOS COMUNES EN LA ADOLESCENCIA

 

Los problemas mentales no se dan sólo en la edad adulta, aproximadamente 1 de cada 5 adolescentes sufren algún trastorno psicológico. Los trastornos más habituales, son los del estado de ánimo, los de ansiedad y los trastornos de la alimentación, frecuentemente se desarrollan o empiezan a manifestarse durante la adolescencia y la juventud.

En este artículo describiremos los problemas psicológicos más comunes en la adolescencia. Todos ellos están causados en mayor o menor medida por una interacción entre la predisposición biológica y los efectos del ambiente, y sus síntomas tienden a asemejarse más a los de los adultos cuanto mayor es la edad del adolescente.

 

  1. Depresión mayor y Distimia

 

El trastorno depresivo mayor es un trastorno del estado de ánimo. Se presenta cuando los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria durante un largo período de tiempo. La distimia es un trastorno depresivo cuyos síntomas tienen una intensidad menor pero que se mantienen de forma crónica, durante al menos 2 años.

Los trastornos depresivos son más habituales en mujeres que en hombres y se inician de forma más frecuente en la tercera y en la cuarta décadas de la vida, si bien pueden aparecer a cualquier edad.

 

  1. Trastornos de ansiedad

 

Las personas con trastorno de ansiedad se relacionan con experimentar en exceso ansiedad, miedo, nerviosismo, preocupación o terror. La ansiedad demasiado constante o demasiado intensa puede hacer que una persona se sienta preocupada, distraída, tensa y siempre alerta. Esto hace que aparezcan síntomas físicos y cognitivos asociados como insomnio, irritabilidad, dolor de estómago, sudoración y tensión muscular.

Como la depresión, el trastorno de ansiedad generalizada es el doble de frecuente en mujeres. Es muy habitual que las personas con este problema sean diagnosticadas también de otro tipo de patologías.

 

  1. Abuso y Dependencia de Sustancias

 

El consumo de sustancias, como el alcohol, el cannabis o la cocaína, se inicia comúnmente durante la adolescencia. Si bien muchos adolescentes realizan un consumo puntual o lo abandonan al cabo de un tiempo, en otros casos pueden desarrollarse trastornos por abuso o por dependencia de estas sustancias con alto riesgo de cronificación.

 

  1. Trastornos Disocial y Negativista Desafiante

 

El trastorno disocial es una variante de inicio temprano y de menor gravedad del trastorno antisocial de la personalidad. Se define por un patrón recurrente de conducta oposicionista, negativista, desafiante, desobediente y hostil dirigido a las figuras de autoridad.

 

Las formas más frecuentes de manifestarse son las siguientes:

 

  • Se enfadan con relativa frecuencia. Es muy habitual en ellos las rabietas de todo tipo, ya que pierden con facilidad la paciencia.
  • Discuten continuamente con los adultos.
  • Desafían las reglas de los adultos. Son provocadores.
  • Son niños que intentan en todo momento molestar e importunar de una manera deliberada a las personas que les rodean.
  • Culpan y reprochan a los demás de sus propios errores.
  • Suelen estar resentidos con todo lo que les rodea. Se molestan e irritan con facilidad.
  • Utilizan un lenguaje obsceno. Cuando se enfadan utilizan palabras hirientes, con la intención de hacer daño.
  • Suelen tener problemas académicos.
  • Son mentirosos e incumplidores.

 

  1. Anorexia, Bulimia y Trastorno por Atracón

 

La anorexia y la bulimia nerviosa son asociadas frecuentemente a la adolescencia y a la juventud, si bien pueden aparecer en cualquier momento de la vida y suele ser más frecuente en mujeres que en hombres. Factores de tipo psicosocial están contribuyendo en la actualidad a un adelanto de la edad media de inicio de estos trastornos de la conducta alimentaria.

El trastorno por atracón es una alteración que se engloba en la misma categoría y que ha sido incluida recientemente en el DSM-5. Se caracteriza por la presencia de episodios de ingesta compulsiva similares a los que tiene lugar en la bulimia, aunque se asocia con la obesidad al no estar presentes conductas compensatorias como la inducción del vómito o la utilización de laxantes o diuréticos.

 

  1. Adicción a las Redes Sociales

 

El uso de las redes sociales aplicaciones puede generar serias adicciones con sus consiguientes consecuencias: ansiedad, depresión, irritabilidad, aislamiento, alejamiento de la vida real y de las relaciones familiares, pérdida de control, etc.

Entre las causas más reconocidas de la adicción a las redes sociales se encuentran la baja autoestima, la insatisfacción personal, la depresión o hiperactividad e, incluso, la falta de afecto, carencia que con frecuencia los adolescentes tratan de llenar con los famosos likes o seguidores. De hecho, muchos jóvenes los buscan casi compulsivamente para experimentar una intensa pero siempre breve sensación de satisfacción que, sin embargo, puede ser contraproducente al hacerlos dependientes, a la larga, de la opinión de los demás.

 

  1. Trastornos Adaptativos y de Estrés

 

Los trastornos adaptativos se diagnostican cuando la persona presenta síntomas de ansiedad o depresión de intensidad moderada como consecuencia de eventos vitales significativos. Estos problemas son más habituales en personas jóvenes, incluyendo los adolescentes, puesto que tienden a disponer de estrategias menos eficaces para afrontar el estrés.

Si consideras que tu hijo sufre alguno de estos problemas o sospechas de ello acude a un profesional que te asesore.

Si quieres mejorar la relación con tu hijo consulta nuestra escuela para padres online

No hay comentarios

Publica Un Comentario

quince − 7 =