BENEFICIOS PSICOLÓGICOS DEL DEPORTE

BENEFICIOS PSICOLÓGICOS DEL DEPORTE

BENEFICIOS PSICOLÓGICOS DE HACER DEPORTE

Las investigaciones descubierto que practicar  ejercicio puede mejorar nuestras funciones cognitivas, independientemente de la edad o la condición física, y los estudios han demostrado que realizar ejercicio de forma regular produce muchos beneficios para nuestro bienestar mental.

Si acostumbras a practicar ejercicio a diario o si eres de los que te cuesta ponerte el chándal, presta atención a las siguientes líneas.

A continuación, os presentamos algunos de los beneficios psicológicos que tiene practicar ejercicio físico.

  1. Produce químicos de la felicidad

El ejercicio favorece la liberación de endorfinas, unas sustancias químicas que producen sensación de felicidad y euforia. 

Los estudios han demostrado que incluso pueden aliviar síntomas de una depresión. Por este motivo, los psicólogos recomiendan que las personas que sufren depresión o ansiedad realicen ejercicio físico a diario. Si no eres una de esas personas que practica deporte  a diario, con practicar ejercicio 3 días a la semana durante media hora es suficiente o incluso andar media hora todos los días.

  1. Reduce el estrés

La práctica regular de actividad física activa tu organismo (lo cual contrarresta los síntomas de la depresión), te proporciona mayor control emocional y reduce los niveles de ansiedad.

  1. Mejora la autoestima

Verte mejor físicamente te hará sentir bien. El ejercicio continuo mejorará la imagen de ti mismo y mejorara tu autoestima. Independientemente del peso, la edad o el sexo, el ejercicio físico puede elevar la percepción positiva de uno mismo, y en consecuencia, hacer que te valores más.

  1. Mejora tus relaciones sociales

La gran mayoría de actividades físicas que puedas realizar requieren interacción con otras personas. Incluso las que se practiquen en solitario, estas suelen ser en ambientes agradables. Así pues, favorece las habilidades sociales y tu vida social en general.

  1. Mejora tu calidad de vida

Enfermedades como la hipertensión arterial, la diabetes, las enfermedades coronarias y la obesidad están directamente relacionadas con el sedentarismo (también con otros factores como la dieta y la genética).

Practicando ejercicio regularmente aumentará tu capacidad respiratoria, dormirás más y mejor, tus huesos y músculos estarán más sanos y reducirá el riesgo de muerte temprana.

  1. Previene el deterioro cognitivo

A medida que nos hacemos mayores se incrementa el riesgo de sufrir enfermedades degenerativas como el Alzheimer, especialmente a partir de los 45 años. Realizando actividad física principalmente entre los 25 y los 45 años se consigue aumentar las sustancias químicas del cerebro que previenen la degeneración de las neuronas. 

  1. Reduce el riego de lesiones

No quiero decir que haciendo ejercicio se te vayan a curar dolencias físicas, pero si tu cuerpo está en forma, tienes menos riesgo de sufrir contracturas, dolores crónicos o lesiones. Muchas contracturas se producen por un mal movimiento o impacto. Si la musculatura está en forma, el riesgo de lesionarte en estos casos disminuye notablemente.

Actividades como la natación, pilates o yoga tienen índices muy bajos de lesión y son de los que más ayudan a disminuir la ansiedad y el estrés.

  1. Te ayuda a ser más productivo

Las investigaciones han concluido que los trabajadores que practican ejercicio o deporte regularmente son más productivos y tienen más energía que sus compañeros sedentarios. 

Además, si acudimos a practicar deporte al mediodía, en la pausa de la comida, o antes de ir a trabajar, la actividad nos ayudará a mantenernos más activos a lo largo de la jornada, evitando momentos de bajón o de falta de atención en el trabajo.

  1. Ayuda a controlar la adicción

El cerebro libera dopamina (el neurotransmisor de la recompensa) en respuesta a un estímulo placentero como las drogas o los alimentos. Desafortunadamente, hay gente que se vuelve adicta y dependiente a las sustancias que producen su liberación en grandes cantidades. La práctica de ejercicio puede ayudar en la recuperación de la persona que sufre una adicción.

Practicar ejercicio puede ayudar a reiniciar el reloj biológico y ayuda a conciliar el sueño.

¿Tengo que hacer mucho deporte  para obtener todos estos beneficios psicológicos?

Se recomienda practicar ejercicio durante mínimo 20-30 minutos, al menos 3 veces por semana para obtener mayores beneficios. Ésta actividad no tiene por qué ser intensa, y se pueden combinar actividades aeróbicas, de resistencia, de fuerza, etc.

Es aconsejable realizar una actividad moderada. Para disfrutar de todos los beneficios que hemos visto anteriormente, basta con tener una actividad física regular y descansar cuando el cuerpo te lo pida.

4 Comentarios
  • Lorenzo
    Publicado el 19:43h, 28 julio Responder

    Por supuesto el practicar algún deporte ayuda tanto anímicamente como físicamente, en nuestra vida diaria, a mi me lo ha recomendado y me encuentro mejor. Gracias.

    • María Inmaculada Díaz Escobero
      Publicado el 12:44h, 04 agosto Responder

      Gracias a ti por confiar en mi tratamiento, sigue así un abrazo

  • Chelo
    Publicado el 22:48h, 28 julio Responder

    Era una persona que no me gustaba hacer deporte, pero desde que me lo recomendaste para mi problema, he mejorado mucho y me encuentro más animada en todos los aspectos. Gracias por que sigues ayudando, eres una buena profesional.

    • María Inmaculada Díaz Escobero
      Publicado el 12:45h, 04 agosto Responder

      Muchas gracias por tu comentario, me alegro de que te haya gustado el artículo un saludo

Publica Un Comentario

20 + 6 =