El Síndrome de “Burnout” en cuidadores de personas dependientes

El Síndrome de “Burnout” en cuidadores de personas dependientes

El “síndrome de burnout o del profesional quemado”, es un trastorno emocional relacionado con el ambiente laboral, se desencadena cuando la persona se ve superada por las demandas o exigencias que está viviendo en el entorno laboral.

Este síndrome conlleva consecuencias físicas y psicológicas algunos de sus síntomas son: nerviosismo, tristeza, sentimientos de culpa, aislamiento, sentir que no valoran su trabajo, falta de ganas de ir a trabajar o absentismo laboral, insomnio, falta de apetito, irritabilidad, dolores de cabeza etc.

Se han establecido varias etapas por las que atraviesa el trabajador hasta que llega a desarrollar el síndrome de burnout, se proponen cuatro fases antes de adquirir el síndrome, las cuales se citan a continuación:

Etapa de entusiasmo: “al principio el trabajador se muestra ilusionado con el trabajo, gasta mucha energía y no prevé la desilusión”.

Etapa de estancamiento: “sucede cuando el trabajador observa que no se cumplen sus expectativas, que por mucho que se esfuerce no llega al objetivo”.

Etapa de frustración: “comienzan a acumularse fallos en el entorno laboral, el trabajador empieza a experimentar sentimientos de insatisfacción con el trabajo, que lo empieza a volver apático e inactivo”.

Etapa de apatía: “como consecuencia de las frustraciones, el trabajador deja de tener pensamientos positivos sobre el trabajo (cada día que tiene que ir al trabajo se le hace cuesta arriba), se comienzan a observar los primeros síntomas de tristeza ”.

Etapa de burnout: “en esta etapa se llega a la imposibilidad tanto física como psíquica de seguir adelante en el trabajo y se comienzan a observar los primeros síntomas: agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal en el trabajo, llegando a existir las bajas laborales”.

Una vez que ya conocemos más en profundidad el Síndrome de Burnout ahora vamos a enfocarlo a como sufren este síndrome los cuidadores de enfermos dependientes.

¿Por qué se eligió este colectivo?

Esto es debido a que, cuando un miembro de la familia se vuelve dependiente, ya sea debido a una enfermedad o cualquier otra causa, en la mayoría de las situaciones es solo una persona la que se hace cargo del enfermo y el no saber sobrellevar esta nueva situación,  puede llevar al cuidador a desarrollar el Síndrome de Burnout.

¿Qué es un cuidador?

Un cuidador, es la persona encargada de cuidar a otros ya que por su estado de salud o incapacidad no pueden cuidarse por ellos mismos o necesitan ayuda para hacerlo.

¿Por qué los cuidadores padecen este síndrome?

La mayoría de los cuidadores de personas dependientes son familiares del enfermo, y por lo general la responsabilidad recae sobre un miembro de la familia, realizan los cuidados sin compensación económica y ayudan a la persona durante todo el día, es decir no tienen horarios.

Son muchas las consecuencias que sufren los cuidadores por desempeñar esta tarea, en muchas ocasiones les lleva a descuidar su propia vida,  para dedicarse a la persona que están cuidando.

El cuidador” se ve afectado por una reducción de su autonomía y pérdida de la intimidad, lo que conlleva una disminución del tiempo libre lo que puede derivar en aislamiento social. En algunos casos también conlleva el tener que dejar su trabajo actual o reducir su jornada laboral para poder cuidar de su familiar enfermo, este cambio del estilo de vida puede hacer que aparezcan problemas psicológicos, de salud y sociales sobre todo si no hay una red de apoyo adecuada.

En numerosas ocasiones los cuidadores están tan sobrecargados que no tienen tiempo para pedir ayuda o no se percatan de su problema hasta que ya está en un nivel muy avanzado. De ahí la importancia de actuar desde la prevención para evitar que más personas se vean afectadas por el mismo y proporcionar información desde diversos medios, para que las familias sepan detectar los primeros síntomas a tiempo, de esta forma la intervención psicológica será más sencilla puesto que el síndrome se encuentra en las primeras fases de formación y de esta manera se verá reducido el tiempo y el coste del tratamiento.

2 Comentarios
  • Luis Malpartida
    Publicado el 14:50h, 10 marzo Responder

    Me lo recomendó un amigo, su diagnostico fue rápido y acertado. Pues padecía estos síntomas sin yo saberlos , el tratamiento fue eficaz y ya me siento mejor.

    • María Inmaculada Díaz Escobero
      Publicado el 15:27h, 10 marzo Responder

      Gracias a ti por depositar tu confianza en mi tratamiento

Publica Un Comentario

2 × cinco =